Consejos de Limpieza y Mantenimiento Onix

Consejos de Limpieza y Mantenimiento Onix

El ónix es una piedra blanda y porosa, susceptible a manchas rayones y soluciones ácidas, sin embargo, requerirá una limpieza básica y sencilla para su mantenimiento.

Te recomendamos sellar tus superficies de ónix para hacerlas resistentes a las manchas; sin embargo, el ónix no es a prueba de manchas, raspaduras, rayados o a las altas temperaturas. El cuidado apropiado y el sellado son necesarios para reducir la posibilidad de manchas.

Limpieza diaria

Las superficies de ónix debe de limpiarse con paños de algodón suave húmedos con agua tibia y jabón neutro suave, Recomendamos utilizar limpiadores Isa Design, específicos para el ónix,  para cuidar apropiadamente del material. Después de lavar seca la superficie inmediatamente con ayuda de un paño suave.

Limpieza de manchas

Limpia inmediatamente ocurra un derrame sobre la superficie siguiendo los pasos anteriores dejando actuar aproximadamente cinco minutos el jabón, esto evitará que las manchas se asienten, de ser necesario repite el procedimiento. 

El café, te, aceite y otros productos de pigmento y olores fuertes pueden manchar tu top.

Presta atención a las temperaturas

Te recomendamos no exponer a temperaturas elevadas, para colocar objetos calientes se debe de proteger la superficie utilizando soportes aislantes para utensilios calientes.

Cuidado con el rayado

No cortes sobre la superficie utiliza soportes o tablas para cortar los alimentos o productos.

Atención a los golpes

Ten precaución con objetos pesados o metálicos y sus esquinas ya que pueden provocar el daño de la piedra a causa de un mal golpe.

Ir arriba